Diagnóstico y consejo cosmético 

Si quieres mejorar el aspecto de tu piel es importante que te dejes asesorar por expertos. Tener una rutina facial simple pero muy eficaz es posible gracias a la cosmética médica. Para ello es importante realizar un diagnóstico dermatológico previo para evaluar el tipo de piel y sus necesidades. La rutina es totalmente personalizada y compatible con el estilo de vida de cada paciente. 

Desde un punto de vista dermatológico:

¿Cuál sería el principio activo estrella en casi todas las rutinas cosméticas?

EL RETINOL, un derivado de la vitamina A.

dermatologo valencia

A día de hoy, podemos considerar que es la única sustancia que ha demostrado efectos de rejuvenecimiento facial, además de ser un tratamiento para el acné, melasma, rosácea y dermatitis seborreica. 

Los efectos más tempranos de su uso son la luminosidad y uniformidad de la piel. Estos suelen ser los primeros cambios que nota el paciente, aunque a largo plazo mejora la regeneración del colágeno y previene su degradación, estimula la producción de elastina y de ácido hialurónico y acelera la regeneración de las células más superficiales de la piel. Todos estos efectos se deben a su bajo peso molecular y a su penetración a las capas profundas de la piel.

¿El retinol es apto para todas las pieles?

No todas las pieles toleran el retinol de la misma manera ni obtienen los mismos resultados ya que el principio activo necesita adaptarse a la piel y puede requerir semanas y meses para conseguirlo.  Los dermatólogos acostumbramos a recomendar iniciar el tratamiento con una o dos aplicaciones nocturnas semanales y aumentar progresivamente la frecuencia, teniendo en cuenta la época del año, el tipo de piel del paciente y el resto de la rutina facial diaria. No seguir correctamente las pautas puede llevar al paciente a presentar enrojecimiento, descamación, escozor e incluso pigmentaciones temporales de la piel, por lo que siempre se recomienda que el tratamiento sea asesorado e individualizado. Su uso debe suprimirse durante el embarazo (tanto oral como de forma tópica) por riesgo de teratogenia (malformaciones en el feto). 

¿Quieres mejorar tu piel con una rutina facial personalizada?

Solicita cita con nuestro equipo dermatológico.