Infecciones por Hongos en la Piel

Las infecciones por hongos son patologías muy frecuentes en dermatología. Aunque la mayoría suelen afectar sólo a la piel, en algunos casos pueden extenderse a otros sitios y producir infecciones más graves. No obstante, las infecciones fúngicas que más frecuentemente encontraremos en la piel, cabello o uñas son: las dermatofitosis, la pitiriasis versicolor y las candidiasis.

Tipos de infección y tratamiento. 

Las dermatofitosis son infecciones por dermatofitos, que son un grupo de hongos capaces de infectar estructuras queratinizadas, como lo son la piel, las uñas y el pelo. También son denominadas como tiña, y se modifica según el sitio anatómico que infecte (tiña manuum, para la mano, tiña pedis en el pie, etc). Suelen presentar lesiones descamativas, en ocasiones maceradas, y que suelen picar. Dependiendo del sitio, requerirán tratamiento tópico u oral.

dermatologo valencia

Si afecta a las uñas se suele observar lesiones blanquecinas que con el tiempo se pueden hacer marrón o negro, y se denomina onicomicosis. Posteriormente la uña se vuelve opaca, débil y adelgazada. En casos leves basta con tratamiento tópico en lacas o cremas, pero en casos avanzados es necesario tratamiento oral por varios meses.

La candidiasis, como su nombre indica se produce por un grupo de hongos denominado cándidas, siendo la más frecuente la candida albicans. Se presentan como enrojecimiento, picor y ardor, y suelen  afectar pliegues y zonas húmedas (boca, genitales, pliegues submamario, axilas, etc). También suelen tratarse con tratamiento tópico, pero en algunos casos lo acompañamos de antifúngico oral.

Por último la pitiriasis versicolor se produce por un hongo llamado Malassezia furfur, y suele afectar a adultos jóvenes. Se manifiesta como manchas redondas descamativas que tienden a unirse,  que suelen afectar la parte alta del tronco, espalda, brazos, y en otras localizaciones. Al principio suelen ser marrones o rojizas, pero en piel bronceada pasan a verse hipopigmentadas o blanquecinas. Es frecuente observarlas en verano por la humedad y el calor estacional.

Si crees que presentas alguno de estos cuadros, u otro síntoma relacionado con infección por hongos no dudes en solicitar una valoración.

¿Necesitas una valoración dermatológica? Solicita cita aquí